El Secretariado Diocesano del Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebrará este próximo 24 de octubre (sábado) una Ultreya Interdiocesana, que tendrá lugar en la Casa de Ejercicios de Pedreña entre las 10 y las 17 horas, y que será presidida por el obispo, D. Manuel Sánchez Monge.

Esta Ultreya tiene por objeto “reunirnos con otras Diócesis con las que compartir nuestras ilusiones y alegrías”, se destaca desde los Cursillos de Santander. Igualmente, se puntualiza que “hemos descubierto que Cristo quiere contar con nosotros para que seamos testigos de su amor”.

María Rosa López Carrera, responsable en la Diócesis del Movimiento Cursillos de Cristiandad señala la importancia de la presencia del obispo en esta Ultreya Interdiocesana “pues nuestro prelado considera que el movimiento de Cursillos es esencial en la Diócesis”. Asimismo recordó que están presentes en Facebook.

Significado de la Ultreya

La palabra ultreya es una antigua voz española que usaban los peregrinos de Compostela cuando se encontraban para saludarse y animarse a lo largo del camino. Esta palabra, probablemente derivada del latín “ultra”, significaba “¡Adelante!”

Los cursillistas utilizan esa palabra para designar un tipo de encuentro que tiene lugar después del Cursillo. Es la reunión de los cursillistas de una o de algunas parroquias, aunque la de Pedreña concitará a varias diócesis.

Cuando se realiza una Ultreya, se congrega a los grupos de una misma región, contribuyendo así a mantenerlos en el espíritu del Movimiento de Cursillos y a sensibilizarlos en la realidad de la Iglesia.

En un clima de amistad, se intercambia aquello que se ha vivido, sea a base del llamado “trípode” (piedad, estudio, acción), o sea a partir de un texto del Evangelio.

Así, se escuchan unos testimonios referentes a la vida interior y a unas experiencias apostólicas. Este hecho de compartir lo vivencial llega a ser un “modelo” apostólico, un ejemplo práctico, un reto del Señor que parece invitarnos : “Vayan y hagan igual”.

Como “Ultreya” lo indica, este encuentro es un aliento para ir adelante. Es el mejor medio para alimentar la llama del Cursillo.