El joven, Joaquín Rodríguez Parets Castresana, será ordenado como Diácono Permanente por el obispo, D. Manuel Sánchez Monge, durante una Eucaristía que se oficiará, en la Catedral el martes día 8 de diciembre, a las 17,00 horas.

Mediante una carta, este joven de la Diócesis, ha manifestado su “gran alegría” por este acontecimiento, a la vez que invita a todos a que “me acompañéis con vuestra presencia y oración”, precisó.

Por su parte, el Vicario General de la Diócesis de Santander, el padre Manuel Herrero, ha exhortado al presbiterio diocesano a “participar y a acompañar al futuro diácono con la presencia orante”.

Por otro lado, con motivo de la fiesta de la patrona del Seminario Diocesano de Corbán, Santa Catalina de Alejandría, que se celebró este pasado miércoles 25, Joaquín Rodriguez Parets, recibió del obispo Mons. Sánchez la admisión como candidato al diaconado durante la misa que se celebró por la mañana con una notable asistencia también de vecinos de San Román de la Llanilla que se sumaron a una fiesta que sienten con gran tradición.

En esta Eucaristía, el obispo animó al futuro diácono a que se preparara “en la oración” para recibir este ministerio el día 8, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, y le pidió que su vida como diácono sea “un servicio a la Iglesia y a los pobres”.

Como es sabido, en esta jornada del 8 de diciembre, la Iglesia universal también iniciará el Año Jubilar de la Misericordia.

Labor pastoral con los jóvenes

Joaquín Rodríguez Parets viene trabajando con notable dedicación en la Pastoral Juvenil de la Diócesis en los últimos años, y ha colaboró en la organización y desarrollo de los días previos a las Jornadas Mundiales de la Juventud que se celebraron en Madrid.

Entonces, un numeroso grupo de jóvenes peregrinos procedentes de varios países del mundo, pasó en Cantabria unos días donde celebraron múltiples actividades pastorales antes de acudir a la capital de España para reunirse con el entonces Papa, Benedicto XVI.

Igualmente ha promocionado el Proyecto Adorar que facilita la oración ante el Santísimo en la noche de los jueves en la parroquia de la Anunciación y ha fomentado la creación de una orquesta y coro de jóvenes, en la Diócesis.