Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

En un ambiente de júbilo, se celebraron en el Seminario Diocesano de Corbán las tradicionales Bodas de Diamante, Oro y Plata sacerdotales, aprovechando la festividad de San Juan de Ávila, Patrono del Clero Español (10 de mayo).

La Eucaristía de acción de gracias estuvo presidida por el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, al que acompañó el nuevo obispo de Palencia, Mons. Manuel Herrero Fernández y el también prelado de Macri (Mauritania) y ex-nuncio de Su Santidad, Mons. Pablo Puente Buces, que tras su jubilación regresó ha vivir hace años a Colindres, su pueblo natal.

Además, asistieron numerosos sacerdotes de la Diócesis y Religiosos consagrados, así como otros presbíteros ya jubilados, como los de la residencia Virgen de la Bien Aparecida de Corbán.

Bodas Diamante, Oro y Plata

En el apartado de Diamante (60 años de ordenación), la lista la formaron 8 presbíteros:
Mons. Pablo Puente Buces; Saturnino Bárcena Gaínza; Francisco Javier Cavada de la Riva (escolapio); Lucio García García (redentorista); Jorge Gibert Tarruell (cisterciense); Manuel Gutiérrez Gómez; Cristóbal Mirones Renedo y Serafín Sedano Gutiérrez.

En el grupo de Oro, fueron un total de 10 los sacerdotes que fueron ordenados en el año 1966: Eusebio Arregui Díaz, Fernando Blázquez Álvarez (Sagrados Corazones), Juan Domingo Celaya Urrutia; Manuel García Ripado (Sagrados Corazones); Tomás González Santiago (dominico); Mariano Hernando Zarza (agustino); Luis López Fernández (Sagrados Corazones); Luis Ojeda Gómez (cisterciense); José Antonio Simón Quintana (escolapio) y Eulogio Belloso (redentorista)

En esta ocasión, en el apartado de Bodas de Plata, figuró el sacerdote diocesano, Alberto Gatón Lasheras, que fue ordenado en 1991 y que en la actualidad se encuentra de capellán en la Base de Rota, en Cádiz.

S. Juan de Ávila, un referente

En su homilía el obispo D. Manuel Sánchez, abundó sobre la figura de San Juan de Ávila, patrono del clero secular en España y Doctor de la Iglesia. Y es que, este santo andaluz, es un referente en todo tiempo de las prendas que deben de adornar a un sacerdote, y más “en estos tiempos recios”, como definió Mons. Sánchez al momento presente de la historia.

El obispo invitó a seguir la acción pastoral de S. Juan de Avila que se centró en Cristo, la Iglesia y los pobres, y todo ello alimentado por la oración y el estudio. Esta forma de actuar sigue siendo totalmente válida en los tiempos presentes, remachó el prelado cántabro.

En esta línea, recordó que este Doctor de la Iglesia encontró la fuente de su espiritualidad mediante la configuración con Cristo pastor. Igualmente resaltó su faceta de confesor y de estudioso en formación permanente ,y con sus ojos puestos siempre en la Virgen María.

Mons. Sánchez Monge felicitó a los sacerdotes que cumplieron las bodas de su ordenación, porque “todos nos hablan de fidelidad sacerdotal”. Son -añadió- “trabajadores pacientes y esforzados de la viña del Señor”, e invitó a los presbíteros presentes a “a configurar su vida con Cristo Buen Pastor” y a mantener su celo apostólico “cada día más fuerte y apasionado”.

Finalmente, Mons. Sánchez Monge pidió a la Virgen de la Bien Aparecida ser la “abogada e intercesora” del clero de la Diócesis.

Tras la Eucaristía, el obispo presentó en el salón de actos del Seminario la exhortación apostólica “Amoris Laetitia” que acaba de presentarse y posteriormente, se celebró una comida fraterna.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.