“Uno de los acontecimientos más extraordinarios que ha vivido la historia de la Diócesis de Santander”, así ha calificado el obispo de la Iglesia cántabra, Mons. Manuel Sánchez Monje, la beatificación de 18 mártires cistercienses durante una misa que presidirá el cardenal Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Mons. Angelo Amato, y que se oficiará este sábado 3 de octubre, a las 12,00 horas, en la catedral de Santander.

De ellos, 16 pertenecen al monasterio cántabro de Santa María de Viaceli de Cóbreces y otras dos monjas más al monasterio valenciano de Fons Salutis de la localidad de Algemesí, todos ellos mártires de la Guerra Civil española (1936-1939)

Esta será la primera vez que la Diócesis de Santander celebre una misa de beatificación a la que asistirán, entre otros obispos, el nuncio de Su Santidad en España, Mons. Renzo Fratini, el obispo de Santander, Manuel Sánchez, y el cardenal y arzobispo de Valencia, Mons. Antonio Cañizares.

Los mártires se hallaban en el monasterio cistercienses de Cóbreces y en su mayoría murieron víctimas de la fe en la bahía de Santander en el año 1936. Algunos de estos mártires habían nacido en Álava, León, Valencia, Burgos, Palencia o Lérida, por lo que en sus Diócesis de origen también se han celebrado Eucaristías de acción de gracias.

El monje cisterciense del monasterio de Cóbreces, Francisco Rafael Pascual Rubio, ha sido el encargado de llevar a cabo el proceso de beatificación, causa que comenzó en 1964.

Al respecto destacó que estos mártires “eran unos sencillos monjes trabajadores del campo y de la quesería del monasterio y que nunca se inmiscuyeron en actividades políticas”. Por ello, calificó de “injustas” las muertes violentas de estos monjes y monjas que murieron sin odio y perdonando a sus agresores.

Por su parte, el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez, significó ante los medios informativos que estos nuevos mártires “enriquecen el patrimonio espiritual de la Iglesia y de la humanidad” porque arriesgaron su vida por no traicionar su conciencia. Así, el acto de la beatificación, se convierte en “una llamada a todos a ser consecuentes con la fe”, a llevar una vida coherente con sus verdades y a ser fieles “a nuestra conciencia” en una sociedad “relativista donde todo da igual”.

Igualmente, las dos monjas mártires del monasterio cisterciense de Fons Salutis, de Algemesí (Valencia) serán beatificadas este sábado día 3 en Santander ya que los procesos se unieron para su simplificación.

Asistentes a la Beatificación

La Catedral de Santander acogerá el sábado 3, a las 12.00 horas, la ceremonia de beatificación de los mártires y la Eucaristía estará presidida por el cardenal Mons. Angelo Amato, perfecto de la Congregación para las Causas de los Santos (Vaticano).

Además estarán presentes el Nuncio de Su Santidad en España, Mons. Renzo Fratini y los obispos de Santander, Mons. Manuel Sánchez; de Oviedo Mons. Jesús Sanz y su Auxiliar Mons. Juan Antonio Menéndez; de León, Mons. Julián López; Astorga, Mons. Camilo Lorenzo; el administrador diocesano de Palencia, D. Antonio Gómez; el obispo de Victoria, Mons. Miguel Asurmendi, y el obispo auxiliar de Madrid, Mons. Juan Antonio Martínez Camino.

Celebraciones posteriores

Por otro lado, el 9 de octubre, la abadía de Santa María de Viaceli, (monasterio de Cóbreces), celebrará a las 18.30 horas unas Vísperas solemnes para la veneración de las reliquias de los mártires y la colocación de la urna en la iglesia de la abadía.

La misma iglesia de Cóbreces acogerá el 10 de octubre, a las 12.00 horas, una solemne Eucaristía de acción de gracias por la beatificación de los monjes y las monjas mártires que estará presidida por el obispo de Santander, Mons. Sánchez Monge.

Nómina de los nuevos beatos mártires de la fe

Los monjes son Pío Heredia (Álava), Amadeo García (León), Valeriano Rodríguez (León), Álvaro González (León), Antonio Delgado (Burgos), Eustaquio García (Palencia), Ángel de la Vega (León), Ezequiel Álvaro de la Fuente (Palencia), Eulogio Álvarez (León), Bienvenido Mata (Burgos), Marcelino Martín (Palencia), Leandro Gómez (Burgos), Eugenio García (Burgos), Vicente Pastor (Valencia), José Camí (Lérida), Micaela Baldoví (Valencia) y Natividad Medes (Valencia).

Actualmente hay un centenar de cántabros con procesos de beatificación abiertos en la Diócesis de Santander, en su mayoría muertos a causa de su fe durante la Guerra Civil española.

Igualmente, se encuentra en proceso de beatificación desde 1996 el cardenal cántabro Mons. Ángel Herrera Oria (1886-1968), y cuyo expediente fue enviado a Roma en diciembre de 2010.

Otros procesos abiertos son los de la madre Mercedes Cabezas, fundadora de las Operarias Misioneras; y el del padre Nieto, según informó el Vicario General de la Diócesis de Santander, el padre agustino, D. Manuel Herrero.