Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La Cruz de Lampedusa, aquella de la visita del Papa Francisco a esta isla italiana el 8 de julio de 2013 y que se ha convertido en símbolo universal de la dignidad y necesaria acogida a los migrantes y refugiados, estará presente este martes 20 junio en la Plaza Porticada de Santander para presidir, a las 11 horas, un encuentro con alumnos de varios colegios y para hacerse visible a la ciudadanía.

Además, una hora después, será portada por miembros de la Junta de Cofradías penitenciales de Santander para ser llevada a las inmediaciones del Parlamento de Cantabria, donde se leerá un manifiesto público.

Los actos se han pretendido hacer coincidir con el Día Mundial del Refugiado, para que al “al ver la Cruz no cerremos los ojos” ante el drama de la inmigración, ha destacado el Vicario General de la Diócesis de Santander, Sergio Llata.

En su itinerario, visitará las poblaciones más habitadas de Cantabria y se acercará al Monasterio de Santo Toribio donde se efectuará, el jueves 22, un encuentro con el Lignum Crucis con motivo del Año Santo Lebaniego.

Simbología de la Cruz

Esta Cruz, que fue bendecida por el Papa Francisco y que el propio Santo Padre utilizó como báculo en su visita a Lampedusa, está recorriendo Europa y ha llegado a la Diócesis el pasado sábado para permanecer aquí una semana; es decir hasta este próximo domingo 25 de junio.

En la homilía que Francisco pronunció en Lampedusa, clamó contra “la globalización de la indiferencia”: “¿Estamos anestesiados ante el dolor ajeno?”, preguntó el Papa a Europa. También se refirió a “la carga de dolor y de esperanza” de la cruz con sus coloridos azul y amarillo.

La Cruz de Lampedusa, está construida con tablas de una barcaza de inmigrantes que naufragó en octubre de 2013 frente a esta pequeña isla italiana ocasionando un balance de 349 muertos. Durante su estancia en la Diócesis recorrerá nueve municipios de Cantabria para recordar el drama de los refugiados.

Esta Cruz, realizada por el artista Francesco Tuccio y vecino de Lampedusa, se construyó para honrar a los fallecidos en el naufragio, y se convirtió en el símbolo del drama de la inmigración cuando el Papa Francisco la bendijo y la utilizó como báculo en su visita a la isla, habitada por unas 5.000 personas.

La Cruz llegó en la tarde del pasado sábado a Castro Urdiales y ayer fue llevada al centro penitenciario de El Dueso, donde presidió una misa a las 10,30 horas. Por la tarde se trasladó al Santuario de la Bien Aparecida donde fue recibida a las 18,30 horas y ocupó el altar en la Eucaristía que se ofició a esa hora.

En la mañana de este lunes 19, se ha querido que la Cruz de Lampedusa “esté cerca de los dolientes”, por lo que, a las 11 horas, ha recorrido el Hospital de Valdecilla y ha sido recibida por los enfermos. Por la tarde, con igual fin, fue trasladada al Hospital de Santa Clotilde y a las 20,00 presidió un encuentro con enfermos y fieles en la iglesia de Santa Lucía de Santander.

En los próximos días continuará su itinerario por Torrelavega (La Campa), Los Corrales de Buelna, Liébana, San Vicente de la Barquera, Cabezón de la Sal y Santa Cruz de Bezana.

Encuentro con el Lignum Crucis

El jueves 22 de junio, la Cruz de Lampedusa tendrá un encuentro con el Lignum Crucis, a las 19,00 horas, en el Monasterio de Santo Toribio y después será trasladada en procesión hasta la iglesia parroquial de San Vicente Mártir de Potes, donde se celebrará una Vigilia de oración.

El Vicario General de la Diócesis de Santander, Sergio Llata, ha explicado que el paso de la Cruz de Lampedusa por la Diócesis, “tendrá una especial importancia y significación para los jóvenes”, por lo que la Delegación de Juventud está trabajando “muy intensamente” en las tareas de organización

La Cruz, que ha estado expuesta en el British Museum, comenzó su recorrido en Italia y ha pasado por dos diócesis españolas; la de Barcelona y la de Cartagena (Caravaca de La Cruz)

Tras su paso por Cantabria, se trasladará a Lourdes y posteriormente a Santiago de Compostela. Según ha destacado el Vicario general Sergio Llata, los primeros lugares por los que está pasando la Cruz son las diócesis más importantes, y la de Santander es una de ellas.

Por su parte, el Vicario de Pastoral Adjunto, Ricardo Alvarado del Río, ha recordado que el objetivo de las visitas de la Cruz es, tal y como dijo el Papa, la “denuncia de la indiferencia ante el drama del Mediterráneo”, que se está convirtiendo en un “cementerio” y en un “pseudo holocausto”, algo de lo que “no podemos ser espectadores” ni “convertir en rutina”, matizó.

“Europa tiene que recordar sus raíces y sus principios”, ya que siempre ha sido un continente “abierto” y dispuesto a la acogida, la solidaridad y la justicia, explicó.

Acercar la realidad de esa humanidad que vive el drama de la inmigración, para que “no caiga en saco roto” esta invitación que nos hace el Papa de construir un mundo que no se haga cómplice de la “globalización de la indiferencia” .

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.