Habla José Ramón Ocejo, el responsable en la Diócesis de Santander del mantenimiento y rehabilitación de los más de 1.200 templos que hay en Cantabria y en el valle burgalés de Mena,comarca que pertenece a la Diócesis.

 

José Ramón Ocejo recuerda que la Iglesia cántabra celebra este fin de semana la Jornada Pro-Templos, mediante la cual se pide ayuda económica a los fieles para “mantener con dignidad todo el patrimonio religioso de la Diócesis”. Por este motivo, en todas las misas que se oficien este fin de semana se celebrará una colecta fraterna para este fin.

El templo- destaca Ocejo- es el lugar donde bautizamos a nuestros niños, celebramos los matrimonios y despedimos a nuestros seres queridos para encomendar sus almas a Dios, como un último homenaje.

Muchos de los templos atráen, por su belleza y arte, a muchos visitantes y turistas, lo que también redunda en contribuir a la economía, en especial a la hostelera.

.- Pero sobre todo el templo ha de ser “el lugar donde nos encontramos de una manera especial con Dios, a veces en el silencio y en otras ocasiones, con nuestra comunidad parroquial.

La Diócesis de Santander está dividida en 615 parroquias

PRENSA OBISPADO SANTANDER