Hoy, día 26 de junio, se celebra el Día Internacional contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

Las Naciones Unidas, a través de su Asamblea General, instauró la celebración de este día para visibilizar, sensibilizar y concienciar de que estos problemas que están aún sin resolver. El abuso de drogas y las adicciones y los daños a todos los niveles  que provocan su producción, tráfico y venta son un problema pendiente e importante en las sociedades modernas. Este día pretende ser un recuerdo de la necesidad de reflexionar, actuar y colaborar desde las diferentes administraciones, y a nivel personal como parte de las comunidades que forman nuestra sociedad.

En 1987, la Asamblea General de la ONU con el objetivo de  consolidar la acción y la cooperación en los planos nacional, regional e internacional en pro del objetivo de una sociedad internacional libre del uso indebido de drogas, e instando a los gobiernos y organizaciones a que al formular sus programas tengan debidamente en cuenta actividades en materia de fiscalización del uso indebido de drogas, decide proclamar el 26 de junio de cada año como el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

Este año la Asociación Proyecto Hombre ha estado presente en la en el marco de la 61ª Sesión de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, coorganizado el Evento Especial “Promoviendo el conocimiento de las Comunidades Terapéuticas”, junto a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

En Proyecto Hombre Cantabria llevamos desde 1992 dedicándonos a la prevención, tratamiento y reincorporación social de las personas afectadas por las adicciones y al servicio de toda la sociedad de Cantabria en éste ámbito.

A lo largo de estos 25 años nuestros tratamientos han ido evolucionando para adaptarlos a las necesidades sociales y a las personas que buscan ayuda en cuanto a una adicción. Nuestra última incorporación es un programa de Atención a menores y jóvenes con conductas desadaptativas y/o de riesgo y a sus familias, llamado ·Proyecto TEEN, para trabajar primeros consumos especialmente de cannabis y alcohol, además de otro tipo de adicciones.

Por todo ello, queremos “salir a la calle” para hacer visible esta problemática y poner a disposición de los ciudadanos de Santander la posibilidad de informarse.

 

Queremos recordar que las adicciones siguen existiendo, tal y como manifiestan los estudios y encuestas. Después de mucho tiempo en que cada vez se comenzaban los consumos antes, hay una tendencia de estabilización en el consumo de alcohol y otras drogas. Aunque esto es un logro, no debe empañar que la edad de inicio sigue siendo muy temprana y debe obligarnos a reforzar las estrategias de prevención y detección precoz en todos los ámbitos.

Queremos recordar que existen nuevos perfiles y adicciones que actualmente están en auge. La ludopatía (adicción sin sustancia) es una adicción que estamos tratando desde el año 97 en Proyecto Hombre Cantabria.  Hemos sido pioneros e intentamos actualizarnos en ofrecer ayuda a todas estas nuevas demandas. Actualmente es mucha la preocupación por los jóvenes con conductas adictivas como las apuestas deportivas y juegos online. Sería por ello importante que existiera una legislación más restrictiva en la publicidad de este tipo de juegos ya que la aparición en la publicidad de rostros conocidos y queridos por el público llama la atención de los jóvenes. Queremos resaltar que, además de una llamada a un uso responsable en el mercado de las apuestas on line sobre todo las apuestas deportivas, es necesaria una regulación y un control del acceso a los jóvenes y sobre todo a los menores.

Además, añadir que, tal y como se ha publicado en estos días, la “adicción a los videojuegos” será considerada un trastorno, según ha confirmado la propia Organización Mundial de la Salud en un comunicado.

Defendemos un marco de referencia de intervención en adicciones con un enfoque bio-psico-social, tanto en prevención, tratamiento e incorporación social.

También recordar que muchas de las personas que tiene una adición, también tienen un problema de salud mental. Ello requiere de un enfoque integral que identifique y evalúe a la persona para poder ser tratada simultáneamente.

Queremos recordar la importancia de la prevención en el consumo de alcohol y otras drogas. La sociedad en general, y en concreto nuestros jóvenes, tienen poca  conciencia de problema respecto a los consumos abusivos dentro del ámbito social. Vemos una necesidad de reforzar las estrategias de prevención y detección precoz en todos los ámbitos ya que la normalización del consumo tanto de las drogas legales como ilegales, pueden ser la puerta de entrada hacia una posible adicción.

Necesitamos una prevención eficaz para los jóvenes y adultos con el fomento de la comunicación intrafamiliar e interpersonal para evitar conductas de riesgo. Para ello es necesaria una amplia campaña de concienciación e información tanto en centros educativos como profesionales, sin ningún tipo de restricción en los contenidos.

 

También queremos recordar la dificultad de la mujer para acceder a los tratamientos y reconocer una adicción. Desde nuestra entidad intentamos que las mujeres sean capaces de adherirse al proceso adaptando en lo posible los tratamientos.

Género, por tanto, no es igual a mujer, sino que se refiere al modo diferente en que nuestra cultura, nuestra sociedad aun patriarcal nos sitúa según seamos mujeres y hombres. Las mujeres han sido invisibilizadas en cuanto al estudio de sus pautas de consumo, a los problemas y consecuencias asociadas, al diseño de las intervenciones, etc.  Sobre todo, las mujeres con consumos abusivos o dependencia de alcohol y otras sustancias entre 40 y 60 años.

Tenemos que ser capaces de cambiar la visión que gran parte de la sociedad tiene de este tipo de centros, como de las personas que acuden o han acudido a él.  Hay que evitar estigmatizarlos porque todas las personas necesitan oportunidades en su vida. Nosotros seguimos apostando por la vida y por las personas.

 

En lo referente a la solidaridad, el problema de las adicciones recibe un tratamiento distinto. Sufre la estigmatización de quienes consideran que es una elección personal y que, por tanto, no les concierne. Es necesario que todo seamos capaz de abrir los ojos y las conciencias para asumir que lo que hoy es una manera de celebrar y pasar el rato, mañana puede convertirse, sin darnos cuenta, en un trastorno.

Todos debemos colaborar en dar oportunidades para que estas personas puedan reinsertarse en la sociedad y facilitarles la convivencia. Con normalidad y sin recelos.

No hay que olvidar que quienes luchan cada día por abandonar estos hábitos y reconstruir sus vidas son auténticos campeones y campeonas, con muchísimo que ofrecer a la sociedad.