EL OBISPO INVITA A QUE DURANTE LA CUARESMA “NOS DEJEMOS TRANSFORMAR POR EL SEÑOR PARA CONVERTINOS EN HOMBRES NUEVOS”

67

Configurarnos a Cristo, transformarnos en hombres nuevos, orar y escuchar con intensidad la Palabra de Dios y tener claro cuál es la meta de la Cuaresma en referencia a la Pascua, son algunas de las claves que el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, destacó en su homilía con motivo del inicio de este Tiempo Fuerte litúrgico que ha comenzado a vivir la Iglesia en la jornada del Miércoles de Ceniza.

En su homilía pronunciada en la catedral, insistió en que la Cuaresma es un “período especial” para reconciliarnos con Dios por medio del Sacramento de la Confesión; por ello el obispo exhortó a sus diocesanos a realizar “una confesión sincera”.

Al hilo de esta consideración, recordó unas palabras del Papa Francisco: “que Dios no se cansa de perdonar, somos nosotros los que podemos cansarnos de pedir perdón al Señor”.

Igualmente, destacó que “debemos de tener claro” cuál es la meta de la Cuaresma: una oportunidad para “morir al hombre viejo y convertirnos en un hombre nuevo” tomando como referencia a Cristo. La Cuaresma -añadió- “no es un tiempo triste”, sino “una invitación para dejarnos que Dios obre este cambio en nosotros”. Por este motivo, el prelado invitó a que “abriéramos nuestro corazón a Dios.”.

Tiempo de acercarnos a los pobres

Mons. Sánchez Monge recordó en su homilía del Miércoles Santo las tres prácticas que se nos recomiendan especialmente durante la Cuaresma: la oración, el ayuno y la limosna”, y todo ello “lo debemos de practicar de una manera humilde y sin que los demás lo perciban”

Este es un tiempo -agregó- para “privarnos de algo y compartirlo con los más necesitados” Esta actitud “ayuda a descubrir el rostro de Cristo en los pobres”, remachó.

El obispo de la Iglesia cántabra invitó a “llegar renovados a la Pascua porque es muy hermoso encontrarnos con un Cristo vivo y resucitado”.

Finalmente exhortó a acudir a la Virgen para que durante la Cuaresma “Ella nos lleve de la mano” para este encuentro fructífero con el Señor”.

GABINETE DE PRENSA
Santander, 14 febrero 2018