El Papa Francisco cumplió cinco años de pontificado el pasado mes de marzo. Cinco años marcados por la reforma de la Curia y la crítica a la sociedad del descarte.

Desde que fue elegido Pontífice -en 2013-, Jorge Mario Bergoglio ha marcado su estilo y dejó claro que no le gusta usar coche oficial y que no desea vivir en los aposentos del Palacio Apostólico, sino en una de las habitaciones de la Casa Santa Marta.

Se trata de algo más que un cambio de estilo, ya que pretende predicar con su propio ejemplo una vida austera en sintonía con la reforma que ansía para sí mismo, para la Iglesia y para el mundo.

Uno de sus primeros objetivos ha sido el cambio estructural y dinámico de la administración y gestión de la Santa Sede.

Por ello, ha creado un grupo formado por ocho cardenales -posteriormente, nueve, por lo que conforman el llamado y así conocido C9 Vaticano- para que le ayuden en la reforma de la Curia Romana. Esto también puso de manifiesto el nuevo modo de gobernar de Su Santidad basado en la institución de órganos colegiales que le aconsejan sobre la mejor manera de afrontar los cambios.

Durante estos años, el Papa también ha tenido que enfrentarse a los casos de abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia.

En este sentido, otra de las medidas que tomó nada más llegar a la silla de Pedro fue la puesta en marcha de una comisión especial para luchar contra estos casos, que le informa cada poco tiempo sobre la situación actual de las víctimas y propone nuevas normas para proteger a la infancia contra estos abusos.

Esta tarea ya la había comenzado Benedicto XVI con una nueva norma aprobada en 2011 que obliga a los obispos a denunciar a la justicia ordinaria a los miembros del clero acusados de pederastia.

Sobre la mesa de trabajo de la última reunión de la comisión para la protección de las víctimas se planteó cómo acelerar la burocracia legislativa de los procesos judiciales por abuso sexual con el fin de proteger a los damnificados.

Hasta tal punto le preocupan a Francisco las personas que han sufrido este tipo de violencia que los viernes se reúne en secreto con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, según reveló recientemente el portavoz oficial del Vaticano, Greg Burke.

Las finanzas son otro de los focos problemáticos a los que ha hecho frente el Consejo de Cardenales, que ha incorporado también al Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin: mano derecha del Papa.

El grupo de cardenales acordó crear tres comisiones para investigar los asuntos económicos de la Santa Sede y dieron luz verde a una Secretaría de Economía que ahora coordina la gestión financiera del Vaticano. Francisco buscaba fortalecer la supervisión del Instituto para las Obras de Religión (IOR), popularmente denominado banco del Vaticano, a fin de evitar el blanqueo de capitales.

En sus 71 años, el IOR ha sido vinculado al fraude y blanqueo de dinero en varias ocasiones. Hoy sigue bajo investigación por la justicia italiana.

Y si hay algo -entre muchas más cosas- que destaca del Papa Francisco, es su afán comunicador. Siempre en condiciones transparentes y evitando ambigüedades: con declarada guerra a las “fake news” (literalmente, “noticias falsas”; tergiversadas o carentes de contexto acertado o tendientes a la nueva moda de la “posverdad” de algunos medios de comunicación masiva…).

Y lo hace valiéndose de las nuevas tecnologías y el uso activo de las redes sociales (boletín LPS “Cuando la Palabra es precedida por una ´almohadilla´…” de septiembre de 2016) sin olvidar la forma más clásica, extendida (y distendida: en forma de entrevista; tres en esta ocasión), como nos tiene buenamente acostumbrados y más nos complace en la Librería de nuestra diócesis, la Librería de Pastoral, a través de su constante y creciente bibliografía.

Y mientras esperamos con ilusión su nueva exhortación apostólica: Gaudete et Exsultate (Alegraos y regocijaos; que se presentará oficialmente este lunes 9 de abril, 12:15 hora vaticana) comenzamos nuestra primera serie de propuestas con un nuevo libro-entrevista.

Aunque en esta ocasión no se trate tanto de una conversación como de una reflexión espiritual continua que Francisco comparte con su interlocutor. Se trata de Marco Pozza, teólogo y capellán de la cárcel de Padua, ante quien el pontífice confesó, en la frase que circuló con mayor profusión, que «en ocasiones se duerme rezando». Una anécdota en el marco de lo que el traductor del libro, el sacerdote y teólogo Pablo Cervera Barranco (boletín LPS nº 70, diciembre de 2017: “El Año Litúrgico predicado por Benedicto XVI”) considera que es «una pequeña joya al alcance de la lectura de todos».

 Padre Nuestro (Romana Editorial, 2017)

Junto con la Libreria Editrice Vaticana (L.E.V.) Francisco comenta la oración propia del corazón de todo cristiano: el Padre nuestro.

En sus casi 150 páginas se contiene el testimonio directo del pensamiento del Santo Padre acerca de la invocación central del cristianismo. Es la oración que comprende todas las demás. Aquella que el propio Jesús en persona ha donado a sus discípulos para responder a la petición que ellos le formulan: «enséñanos a rezar».

En tus ojos está mi Palabra. Homilías y discursos de Buenos Aires, 1999-2013 (Publicaciones Claretianas, 2018)

Si alguien quiere conocer el pensamiento, la trayectoria y la raíz del pontificado actual tiene aquí un libro de referencia y consulta necesario. Sin duda, esta auténtica “opera omnia” es el libro básico para comprender las claves del actual desempeño del papa Francisco.

Todo estudioso del Santo Padre tendrá que acudir obligadamente a esta obra. En el libro se recogen más de doscientas intervenciones públicas (homilías, discursos o mensajes) que el P. Jorge Mario Bergoglio dirigió a sus fieles de Buenos Aires en los casi quince años en que sirvió a dicha diócesis como arzobispo, antes de ser elegido sucesor de Pedro.

Un volumen magistralmente introducido por el jesuita P. Antonio Spadaro en el que se destaca certeramente el gran valor que tiene el “panorama de conjunto” que muestra el manuscrito.

Como prólogo a esta importante obra, una extensa entrevista inédita al papa Francisco cuyo valor es igualmente extraordinario. En ella, el Sumo Pontífice muestra su talante y su espíritu, toda vez que aborda el tema de la predicación con profundidad.

Política y sociedad. (Ediciones Encuentro -Colección 100XUNO-, 2018)

Entre febrero de 2016 y febrero de 2017 el Papa tuvo doce encuentros con el sociólogo francés Dominique Wolton, (especialista en las relaciones entre la comunicación, la cultura, la sociedad, la política y la identidad individual o colectiva) en los que mantuvieron amplias y profundas conversaciones sobre los grandes temas de nuestro tiempo.

Este volumen es el fruto de estos diálogos excepcionales e inéditos, que tuvieron lugar en un clima de total libertad, calidez y humanidad, y en los que se abordaron múltiples cuestiones, tales como la paz y la guerra; la política y las religiones; la mundialización y la diversidad cultural; los fundamentalismos y la laicidad; Europa y los migrantes, la ecología, las desigualdades en el mundo; el ecumenismo y el diálogo interreligioso, y el individuo, la familia y la alteridad.

Saliéndose de cualquier cliché o etiqueta prestablecida, este libro ilustra, de un modo que sorprenderá a casi todos, cuál es la visión que Su Santidad tiene sobre la Iglesia y la sociedad, centrada en derribar los muros y construir puentes.

Todos ellos, disponibles en la Librería de nuestra diócesis, la Librería de Pastoral.

¡Hasta la próxima trilogía!

LIBRERÍA DE PASTORAL – DIÓCESIS DE SANTANDER (LPS)

* Fuentes: Europa Press / ZENIT / ACI Prensa / Periodista Digital / Aleteia / Revista Ecclesia / Romana Editorial / Libreria Editrice Vaticana / Soluziono / Ediciones Encuentro / Claire Lesegretain – La Croix / Religión en Libertad / Publicaciones Claretianas / Cimadevilla / Hemeroteca de boletines de la LPS