Dos nuevos sacerdotes para nuestra Diócesis de Santander. Felicidades a Marcel y a Fernando y gracias a sus familias que han ofrecido a Dios a sus hijos para este ministerio en la Iglesia.

Artículo anteriorSolemnidad de la Asunción en la ciudad de Santander 2020
Artículo siguienteOrdenación Sacerdotal de Fernando Remon y Marcelo Lucaci | 6.9.2020