Mañana se convoca en la catedral a los fieles para pedir por el cese de la pandemia, por los enfermos y por aquellos que sufren

142

Bajo el título, “Madre, protégenos de todo mal”, se ha convocado a los fieles mañana a las 16,30 en la Catedral para que se ore por el cese de la pandemia del Coronavirus.

La celebración ha sido organizada por el Cabildo de la catedral en colaboración con el obispo, monseñor Manuel Sánchez Gómez, que presidirá los diferentes momentos de oración.

Así, a las 16,30 se llevará a cabo un rezo ante la exposición del Santísimo para después orar el Santo Rosario. Más tarde, a las 18,00 horas, se efectuará el rezo de las Vísperas de la Liturgia de las Horas para terminar, a las 18,30, con la celebración de una misa que será oficiada por el obispo.

El deán de la catedral, José Vicente Pérez Ortiz, explicó que el sentido de esta convocatoria es “pedir a la Virgen, salud de los enfermos”, que detenga el coronavirus y cualquier otra enfermedad “que ponga en peligro a la humanidad en cualquier lugar del mundo y en particular en nuestra Diócesis”.

Asimismo, durante la misa, se pedirá especialmente por los enfermos, por el “cese de la pandemia y por todos los que sufren”.

José Vicente Pérez destacó que en este momento la Iglesia “sufre con esta realidad del coronavirus, por lo que, como peregrinos cristianos que somos, “miramos a lo alto en este momento y por eso pedimos la intercesión de la Virgen”.

Además la jornada de mañana coincide con el Día de la Virgen de la Medalla Milagrosa, de gran devoción, y cuya fiesta ha estado precedida de una novena. El 27 de noviembre de 1830 la Virgen Santísima se apareció a Santa Catalina Labouré, humilde religiosa de las Hijas de la Caridad.

Por otro lado, el obispo de Santander manifestó recientemente que ante la pandemia “queremos estar pastoralmente muy pegados a la realidad”. En este sentido mencionó que el COVID 19 “nos obliga a tener especial atención” a los pobres, a los necesitados y a las personas vulnerables”.

Como ya viene siendo habitual, mañana en el interior del templo se respetarán todas las medidas sanitarias, como el uso de la mascarilla, la desinfección de las manos y la distancia social de seguridad.