Este año la campaña de Manos Unidas inaugura, en su 60º aniversario, un nuevo trienio de insistencia en proyectos que redunden, en cada uno de estos tres años, en la dinámica del empoderamiento de la mujer.

Manos Unidas nació como una organización de mujeres de Acción Católica, aunque “gracias a Dios”, como hoy indicaba la presidenta de su delegación en Santander, Dña. María Purificación de la Cal Zataraín, también hoy colabora “algún que otro hombre”. En este año se busca, bajo el lema “La mujer en el siglo XXI: ni independiente, ni segura, ni con voz” incidir en la necesidad de caminar hacia una verdadera igualdad y dignidad de las personas.

El colectivo que más sufre las desigualdades es el femenino. Un testimonio muy revelador será el de Dña. Ana Ruth Orellana, de la asociación “Movimiento Salvadoreño de Mujeres”, que en estos días acompañará la presentación de la campaña contando la realidad de las mujeres en El Salvador y por extensión en otros lugares de Hispanoamérica: “Hay leyes muy severas que protegen a la mujer, pero las mujeres no tienen conocimiento de ellas porque no saben leer muchas, y por ello no saben los derechos que tienen”, como narró esta mañana ante los medios.

Ayer, en la presentación en la Casa de Cultura de Torrelavega

Esta semana estarán llevando por la geografía diocesana la presentación de la campaña. Las mañanas aprovecharán para acudir a distintos institutos y las tardes aprovechando los centros de cultura, presentarán la campaña al público general.
Ayer la presentaron en Torrelavega, hoy a las 19h le toca el turno a Los Corrales de Buelna (en el antiguo Asilo de S. José), el miércoles se desplazarán hasta Reinosa para a las 17h presentarlo en la casa de cultura y el jueves en el salón de actos de actos de la Fundación Once de la C/ Burgos a las 19h.
Aunque el acto central será la Misa que nuestro Obispo, D. Manuel, presidirá a las 18:30h en la Catedral de Santander el viernes 8 de febrero, día del ayuno voluntario.

Hoy, durante la rueda de prensa que se ha ofrecido en la sede de la delegación en la C/ Rualasal, Santander

El año pasado se recaudaron cerca de 400 mil euros, algo inferior a la recaudación del anterior, que fue de casi medio millón de euros por las aportaciones extraordinarias de dos empresas que colaboraron con proyectos concretos de estructuras. Pero, insistió Purificación en que “cerca del 85% proviene de donantes privados”. Por lo que esperamos que este año la ayuda se mantenga. Recordamos que este fin de semana será cuando en todas las parroquias se recojan las limosnas y donativos para ayudar a los distintos proyectos a los que Manos Unidas destinará lo recaudado en esta campaña, que serán:

  • Proyecto en Mozambique para proveer de educación, alimentación y techo a niños.
  • Proyecto en R.D. del Congo de seguridad alimentaria para mujeres embarazadas y niños recién nacidos, luchando contra la alta mortalidad infantil.
  • Proyecto en Palestina de empoderamiento de un grupo de mujeres.
  • Proyecto en los suburbios de Nairobi (Kenia), ayudando en medio del abandono en que viven tantas familias.
  • Proyectos que consolidan el apoyo que se ha venido dando a refugiados, pues la mejor ayuda es en origen, tanto en Jordania como en Líbano. También en Sudan del Sur.
  • Proyectos en América central. Continuando la ayuda para la reconstrucción de Haití.