Testimonio de Karina Estrella y Asociación Cántabra Pro Vida.

42