Con la presente Instrucción, este Dicasterio -el de la CIVCSVA- quiere confirmar el inmenso aprecio de la Iglesia por la vida monástica contemplativa y su solicitud por salvaguardar la autenticidad de esta peculiar forma de sequela Christi».

La CIVCSVA, es decir, la Congregación para Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, es el dicasterio (denominación que se utiliza para referirse a los departamentos u organismos especializados de la Curia Romana) encargado de la animación y atención a la Vida Consagrada en la Iglesia.

Hace exactamente un mes, se presentaba en la Santa Sede, el documento COR ORANS. Se trata de la reforma de la vida contemplativa femenina, que ya tiene listo y aprobado su itinerario.

Con esta Instrucción comienza un proceso de rápida puesta a punto de la vida contemplativa femenina en la Iglesia, que ya había sido iniciado con la publicación de la constitución apostólica VULTUM DEI QUAERERE.

Con la aprobación del Papa Francisco, la nueva instrucción deroga incluso varios cánones del actual y recientemente reformado Código de Derecho Canónico (BAC, abril de 2018) y pide a los distintos monasterios «cumplir lo dispuesto en el plazo de un año desde la publicación de la presente Instrucción: COR ORANS».

El Papa Pío XII anticipaba para los monasterios de vida contemplativa lo que el Concilio Vaticano II pediría algunos años más tarde a todos los Institutos religiosos.

Como recordaba al inicio de su Constitución Apostólica Sponsa Christi Ecclesia (Santa Sede, 1950) -que casi como introducción histórica, señala en sus partes esenciales las varias fases de la vida consagrada femenina- la intención y el proyecto de los fundadores, autorizados por la competente autoridad, a través de los siglos, ha embellecido a la propia Iglesia, Esposa de Cristo. Con una multitud de carismas, modelando varias formas de vida contemplativa en diversas tradiciones monásticas y diferentes familias carismáticas.

La especificidad de aquel documento, que trataba sobre la disciplina/normativa común del Instituto de las monjas, del monasterio autónomo y de la Federación entre monasterios autónomos, ha dado larga vida a la Constitución Apostólica de Pío XII, que ha estado en vigor incluso después de la celebración del Concilio Vaticano II y la promulgación del Código de Derecho Canónico, hasta el presente.

En efecto, el Papa Francisco, al promulgar el 29 de junio de 2016 la Constitución Apostólica Vultum Dei quaerere, para ayudar a las contemplativas a alcanzar el fin propio de su vocación específica, ha invitado a reflexionar y a discernir sobre los contenidos precisos relacionados con la vida consagrada en general y con la tradición monástica en particular, pero no ha querido abrogar la Sponsa Christi Ecclesia que sólo ha sido derogada en algunos puntos. Por ello, los dos documentos pontificios se han de considerar como normativa en vigor para los monasterios contemplativos y deben ser leídos con una visión unitaria.

Su Santidad, en la línea de cuanto ha enseñado su antecesor Pío XII y recordando el Concilio Ecuménico Vaticano II, quiso presentar en la Vultum Dei quaerere el intenso y fecundo camino que la Iglesia misma ha recorrido en las últimas décadas, a la luz de las enseñanzas del Concilio y considerando las cambiantes condiciones socio-culturales.

Por lo tanto, desde el momento que los Institutos totalmente entregados a la contemplación tienen siempre un sitio eminente en el cuerpo místico de Cristo «aun cuando sea urgente la necesidad de un apostolado de acción, los miembros de estas organizaciones no pueden ser llamados para que presten colaboración en los distintos ministerios pastorales».

Y es que hoy, entre nosotros, en la Librería de nuestra diócesis, la Librería de Pastoral, aún resuenan con fuerza, las palabras con las que el Sumo Pontífice prologaba la Constitución Apostólica basada en la premisa de Buscar el rostro de Dios (Vultum Dei quaerere): «La Iglesia os necesita como faros que iluminan el camino de los hombres y las mujeres de nuestro tiempo».

* Fuentes: ZENIT / Soluziono / Cimadevilla / Código de Derecho Canónico. Nueva edición bilingüe – Prof. de Derecho de la Universidad Pontificia de Salamanca (BAC, 2018) / Publicaciones Claretianas / Deutsche Welle / Sponsa Christi Ecclesia (Iglesia, Esposa de Cristo) Pío XII (Santa Sede, 1950) DESCATALOGADA y de REGALO, gracias a >>> w2.vatican.va/content/pius-xii/es/apost_constitutions/documents/hf_p-xii_apc_19501121_sponsa-christi.html <<<

Artículo anteriorSANTANDER ACOGE ESTE SÁBADO 16 A MÁS DE 150 PROFESORES DE RELIGIÓN DE OVIEDO, LEÓN, ASTORGA Y CANTABRIA
Artículo siguienteDOMINGO 11º DEL TIEMPO ORDINARIO (17 de Junio)