EL OBISPO PRESIDE UNA MISA EL DOMINGO POR LA JORNADA DE LA SAGRADA FAMILIA

79

Con motivo de la anual celebración de la Fiesta de la Sagrada Familia, el obispo de Santander, monseñor Manuel Sánchez Monge, presidirá en la catedral este domingo 27, a las 12 horas, una misa a la que asistirán miembros de la Delegación Diocesana de la Pastoral de Familia y Vida que, a su vez, integra en su seno a varios movimientos de fieles relacionado con este ámbito.

Los responsables diocesanos de esta área, Francisco José Arellano Marcón y Mª Auxiliadora Fernández González recordaron que la jornada de este año lleva por lema, “Los Ancianos, tesoro de la Iglesia y de la Sociedad”

En esta línea destacaron que la Fiesta de la Sagrada Familia es también un día de “acción de gracias” a Dios por “el don” de la familia a su Iglesia y a la sociedad.

En esta ocasión, y como consecuencia de las restricciones del Covid-19, en la misa del domingo no estarán presentes, como viene siendo tradicional, matrimonios que celebran sus bodas de Diamante, Oro y Plata.

La jornada de este año hará hincapié en las personas mayores y en los valores que aportan a sus familias y a la propia sociedad. De hecho, la Delegación de Familia integra un movimiento para fomentar la Pastoral del Mayor, explicó Mª Auxiliadora Fernández.

Entre las encomiendas que tiene esta área diocesana de la Familia están los cursos de matrimonio, que sirven para acrecentar la relación de pareja y el entendimiento mutuo entre los consortes.

Igualmente la Pastoral de la Familia está vinculado al Centro de Orientación Familiar, conocido como el COF, un servicio diocesano y gratuito para quien lo necesite que aborda, mediante un equipo técnico multidisciplinar, la resolución de conflictos, problemas de comunicación y las relaciones afectivo-sexuales.

Igualmente el COF ayuda en las crisis conyugales y en los conflictos entre padres e hijos, entre otras tareas. El COF dispone de centros en Santander, Laredo y Torrelavega.

Grupo Renacer

Además este año se ha puesto en marcha el denominado Grupo Renacer que acoge y acompaña a personas que han sufrido una ruptura en su relación de matrimonio o en su vida sentimental. Por ello Renacer atiende también a personas separadas, divorciadas o a noviazgos rotos.

En sus sesiones se intenta fomentar el conocimiento personal de la relación, la resolución de conflictos y la captación de voluntarios a los que luego forman para participar en estos cursos que se celebran en diferentes meses del año.

La pastoral Diocesana de Familia y Vida tiene por encomienda fomentar leyes que defiendan la vida desde su inicio hasta su final, subrayó Mª Auxiliadora Fernández. Igualmente desarrollan cursos de siete sesiones para matrimonios que sirven para fortalecer la pareja. El próximo se celebrará en enero. Asimismo, esta Pastoral integra una sección de personas viudas.

Desde Familia Y Vida se siguen las directrices del actual Plan Pastoral Diocesano, para lo cual tienen como referencia la exhortación del Papa Francisco, “La Alegría del Amor”  (Amoris laettitia) que este próximo año cumplirá el quinto aniversario de su promulgación y en la que se hace “una manifiesta referencia al amor en la familia”, destacó Mª Auxiliadora Fernández

En esta jornada anual de la Sagrada Familia, también se recuerda el clima que se vivió en la Sagrada Familia de Nazaret en la que vivió el propio Jesús rodeado de un ambiente de “comunión de amor, de sencilla y austera belleza; una familia con un carácter sagrado e inviolable”.