Un año nuevo para celebrar la Pascua. Un año que el coronavirus no ha conseguido ya robarnos de nuevo la celebración comunitaria de la Pascua.

Esta noche en la Solemne Vigilia Pascual, madre de todas las vigilias del año, nuestro obispo, Mons. Manuel Sánchez Monge, ha iniciado en la fe a dos catecúmenos.

Los dos neófitos tienen ahora la urgente tarea de seguir celebrando esta nueva vida que hoy se ha alumbrado de ellos para que, como dice el ritual, crezca en ellos de día en día.

Desde aquí les felicitamos por el paso valiente y consciente, que han dado, al disponerse en el seguimiento de Cristo.

Artículo anteriorHomilía Viernes Santo – Celebración de la Pasión del Señor
Artículo siguienteHomilía Domingo de Resurrección