Este domingo 22 de octubre se celebra en todas las parroquias de la Diócesis la tradicional jornada y colecta fraterna del DOMUND (Domingo Mundial de las Misiones) que en esta ocasión se desarrolla con el lema, “Sé Valiente, la Misión te Espera”.

Por ello, este domingo también se oficiará, a las 17,30 horas, una Oración Misionera en el Monasterio de las Carmelitas del Alto de Maliaño con motivo de esta Jornada.

En la Diócesis de Santander hay siete misioneros del clero diocesano que han estado trabajando por América y Asia (Tailandia), a los que hay que sumar los 133 religiosos y religiosas nacidos, todos ellos en Cantabria, y que desarrollan su labor en 36 países del mundo a través de las más de 60 congregaciones religiosas a las que pertenecen. De ellos 78 son mujeres y 55 hombres.

El Delegado Diocesano en Santander de Misiones y Obras Misionales Pontifícias, Pedro Miguel Rodríguez Ricondo, recordó que el pasado año 2016, “la colecta del DOMUND en la Diócesis cántabra fue de 233.000 euros”; lo que supuso un incremento de 38.000 respecto al año anterior”.

Por ello, Rodríguez Ricondo, agradeció “la solidaridad y el apoyo de los cántabros a los más necesitados en los lugares de misiones”. En España el total recaudado ascendió a 12,2 millones de euros que se destinaros a 658 proyectos en 37 países del mundo; todo ello fue posible gracias a las aportaciones recibidas.

Pero la Iglesia también pide en esta Jornada anual, “oraciones por estos pueblos necesitados” y, en especial, por los más de 13.000 misioneros y misioneras españoles repartidos por el mundo “para que mantengan su aliento en su acción misionera y apostólica”.

Carta Pastoral Obispo

El obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, con motivo de esta señalada jornada del DOMUND que comenzó a celebrase en el año 1926, ha escrito una Carta pastoral en la que resalta que “aquí, en nuestra tierra, y en tierras lejanas hemos de anunciar la Buena noticia. Dios nos ama hasta dar su vida por nosotros. Y El Evangelio nos impulsa a un estilo de vida alternativo al nuestro basado en acumular, poseer y disfrutar encerrados en nuestro propio caparazón”.

Igualmente destaca que “hay que dar el salto al compromiso misionero, venciendo miedos y dificultades y experimentando la inmensa alegría de anunciar a Jesucristo”.

El misionero “no es un héroe solitario: la Iglesia es la que le envía y la Iglesia le sostiene con su oración, su afecto y su aportación económica”, remacha Mons Sánchez Monge en su Pastoral

En la Diócesis de Santander con motivo de la jornada del DOMUND 2017 se distribuirán mesas informativas y se colocarán las tradicionales huchas de cuestación en Santander, Astillero, Potes y en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana donde se celebra el Año Jubilar. Igualmente se distribuirán en Laredo, Santoña, Suances, Castro Urdiales, Los Corrales de Buelna, San Vicente, Torrelavega y Reinosa.

Los misioneros, al mismo tiempo que anuncian el Evangelio, desarrollan proyectos educativos, sanitarios, agrícolas y de carácter social y de promoción de la mujer .

La colecta anual obtenida se envía a la Delegación Central de Obras Misionales Pontificias de Madrid y desde aquí se remite a Roma. En el Vaticano, la Sagrada Congregación de Evangelización de los Pueblos, reúne a todos los directores nacionales de Misiones para que se aprueben los Proyectos a los que se destinarán finalmente las ayudas.

La primera Campaña del DOMUND fue aprobada por el Papa Pío XI, que fue conocido como el “Papa de las Misiones”. Zamora y Santander fueron las dos primeras provincias en celebrarse en el año 1926. En el caso de Cantabria se recaudaron 2.000 pesetas.

Artículo anteriorDOMINGO 29 DEL TIEMPO ORDINARIO (Domingo 22 de octubre)
Artículo siguienteSON BEATIFICADOS TRES MÁRTIRES CLARETIANOS MUERTOS EN CASTRO URDIALES A CAUSA DE SU FE EN LA CONTIENDA CIVIL DE 1936